Nicolás Maduro, un hombre revolucionario a carta cabal

Comparte y difunde

“Un hombre revolucionario a carta cabal, un hombre de una gran experiencia a pesar de su juventud, una gran capacidad para el trabajo, para la conducción de grupo, para manejar las situaciones más difíciles”, fueron solo algunas de las cualidades ennumeradas por el Comandante Chávez al referirse al actual presidente de la República de Venezuela, Nicolás Maduro, aquel 8 de diciembre de 2012 durante su su última transmisión simultánea de radio y televisión.

Nicolás Maduro Moros nació en Caracas, Venezuela el 23 de noviembre del año 1962. Sus estudios secundarios los cursó en el liceo José Ávalos.

Si hablamos de sus hobbies, el béisbol es su disciplina deportiva favorita, por ello militó en la Liga Socialista, pero, más tarde abandonó sus sueños de ser beisbolista y se desempeñó como trabajador del Metro de Caracas, específicamente como conductor. Allí se convirtió en líder sindical y, posteriormente fundó lo que seria el nuevo Sindicato del Metro de Caracas (SITRAMECA).

También fue militante del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200). Entre 1994-1997, pasó de ser un miembro raso del MBR- 200, para convertirse en miembro clave de la Dirección Nacional de la organización. Igualmente fue fundador nacional de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT).

Entre sus funciones políticas se destacó como miembro de la Asamblea Nacional Constituyente entre agosto de 1999 y enero del año 2000. Para el quinquenio 2000-2005, fue elegido Diputado Principal por el Distrito Federal.

Un corazón leal

Sentimientos de amistad, nobleza y respeto hacia Chávez fueron otras de las cualidades que caracterizan a quien hoy es el Jefe de la Orden del Libertador, por eso, actualmente sigue siendo considerado como el político que más cerca ha estado del recordado Comandante Hugo Chávez a lo largo de su convalecencia.

Hugo Chávez y Nicolás Maduro se diferencian en muchos aspectos, el Comandante era un carismático empedernido mientras que Maduro, parece ser un hombre más tranquilo, no obstante; los unió una amistad y el amor por un país llamado Venezuela.

Nicolás Maduro se ha convertido en un roble revolucionario, protector invaluable del pueblo venezolano, ese que lo vio crecer y por el que hoy continúa firme a su idea de continuar luchando por una Venezuela libre e independiente, como lo soñó Bolívar y Chávez.

Ha estado al mando del país desde el año 2013 de la mano de la primera combatiente, Cilia Flores, con quien ha protagonizado diversas acciones en aras de proteger a su pueblo ante una lucha antigubernamental que se enfoca en una incesante guerra económica.

Hoy, 23 de noviembre, el conductor de victorias celebra su cumpleaños número 56, en compañía de un Pueblo Revolucionario que apuesta por salir adelante y continuar con el proyecto socialista del Comandante.

¡Feliz cumpleaños Presidente Obrero, Hasta la Victoria Siempre!

Comparte y difunde